Hay pocas cosas que me hagan tan feliz como hacer música, crear un ritmo, un ambiente, una melodía que me haga volar. Tengo 42 años y la fuerza suficiente como para seguir luchando por un sueño que llevo dentro.

El proyecto va más allá de lo musical ya que se trata de un ejercicio personal con 3 objetivos principales. El primero por supuesto es jugar, pasármelo bien haciendo música. El segundo es no ponerme límite alguno sea del tipo que sea, y con esto hablo también del estilo. Y el último, es crear algo que yo mismo desconozco y que me asombre lo suficiente como para poder compartirlo con todos vosotros.

El camino empieza, ya. Aquí puedes escuchar mi primer tema...